Mausoleo de Cecilia Metela

Introducción

No sé si os ocurre a vosotros pero tiendo con los años a interesarme por cosas más pequeñas o que pasan más desapercibidas, me imagino que con la edad aprendes a degustar lentamente los pequeños detalles o quizás ves más allá del monumento apreciando la exquisitez de una información que no tienes; la motivación, el sentimiento o el propósito.
En el caso que relato a continuación al hablar de un monumento funerario me motiva más el respeto que la estética y aun así, con la poca información que se dispone, me parece si cabe más necesario ponerla frente al lector para que de alguna manera contemple la majestuosidad, el respeto y la belleza que lleva implícita su obra. Empecemos...
 

Localización

 
Siempre que se habla de Roma, uno tiende a traer a su mente las grandes construcciones icónicas y a pesar de que eso siempre será así, lo que hizo grande a Roma fue principalmente una infraestructura muy básica, la vía Appia.
A pesar de que luego Roma amplió la red viaria hasta límites insospechados cubriendo todo su imperio, la Appia constituyó el verdadero cambio de la urbe, hasta el punto que se podría decir que antes de su construcción, estuvieron en serios apuros. 
A día de hoy pasear por ella es una gozada para los sentidos, rodeada de pinos, álamos y vegetación es un oasis entre el bullicio de la ciudad eterna pero sobre todo es uno de los espacios con más yacimientos de Roma. Construida con gran habilidad técnica, partía de Roma hacia Brindisium pero en cuanto salías de las murallas se convertía en el eje central  que separaba a ambos lados mausoleos, lápidas y monumentos fúnebres, porque sí querido lector, Roma era sagrada y la muerte representaba la impureza. Para que os hagáis una visión idealizada de la Vía Appia saliendo de Roma sería parecida a la siguiente ilustración.
 
 
Actualmente es un auténtico tesoro arqueológico y el caminante debe estar muy atento a ambos lados para no perderse un auténtico museo al aire libre. Repleto de fragmentos de lápidas, estatuas y bases de templetes o mausoleos, permite idear cómo se vio originariamente, pero si hay una que destaca de entre todas ellas es el Mausoleo de Cecilia Metella.
 
En primera instancia parece una torre medieval ya que se adosó a principios del s.XIV al Castrum Caetani, una fortaleza de defensa en una posición estratégica antes de la entrada a la ciudad, aunque previa a esa fecha habría tenido muchos y muy diferentes propietarios que aprovecharon su estructura para diferentes usos. Pero pongámosla en contexto.
 
Mario Lerardi para Pixabay
 

Caecilia Metella

Digamos que de nuestra protagonista sabemos más bien poca cosa, pero lo cierto es que su Mausoleo nos da información valiosa sobre quién era y qué representaba, de alguna forma la hemos contextualizado gracias a sus restos.
Cecilia Metella venía de una familia aristocrática con un gran historial republicano, sus parientes durante generaciones habían pertenecido a la élite senatorial y habían ocupado los cargos más importantes de la magistratura romana, eso implica que Metella debía ser instrumentalizada como herramienta política al servicio de Roma a través de un matrimonio acordado e ideado para incrementar su relevancia social. 
Así pues, siendo hija de Quinto Cecilio Metelo Crético, cónsul en el 69 a.C era de adivinar que serían muchos los pretendientes que la rondaran, su padre había aceptado liderar las legiones contra los opositores cretenses recibiendo así el sobrenombre por el que se le conocía, pero cabe reseñar por destacable, que durante la contienda se enemistó profundamente con Pompeyo Magno que intentaba interferir en la expansión de la isla. 
El caso es que las victorias de su padre fueron muy valoradas y a pesar de lo mucho que Pompeyo instigó una oposición voraz para que no desfilara en la ciudad, tras años de espera finalmente pudo hacer sonar la música triunfal recibiendo los vítores de toda Roma. 
Su padre estaba claro que no la iba a emparentar con nadie que no gozara de su estatus pero sobre todo que no participara en su línea de alianzas, por lo que todo apunta a que la unió a Marco Licinio Craso, hijo del triunviro, que ocupó el cargo de cuestor bajo el mando de César y de prefecto en la Galia.
 
© The Trustees of the British Museum
 
Sabemos que el hijo de ambos, que recibía el mismo nombre que su padre, fue cónsul junto con Octavio (posterior emperador Augusto) y también cosechó éxitos al mando de las legiones en la zona que actualmente ocuparía los Balcanes. Coincidiremos por tanto que Cecilia Metela sería un personaje muy relevante en la sociedad romana patricia.
 
¿Y cómo afecta esto a sus restos? 
 

La proyección pública del Mausoleo: Estructura y decoración

Carole Raddato from FRANKFURT, Germany
La placa conmemorativa a su nombre es la joya de la corona, en ella queda constatación de a quién estaba dirigida su construcción, reza así:
 
CAECILIAE . Q. CRETICI.F.METELLAE.CRASSI
 
La datación aproximada de la construcción la sitúa en la franja entre el 30 a.C y el 10 a.C y esto adquiere mayor sentido cuando se hace una comparativa del tipo de construcción funerario de la aristocracia de la época, en un momento en el que el reinado de Augusto abogaba por la reinstauración de las costumbres romanas y el retorno a los orígenes coincide que ambos mausoleos, tanto el de Augusto como el de Cecilia recurren a un mismo ideario de construcción, una estructura cilíndrica y sólida, algo austera que se remataba con una bóveda en cono que recordaba a las cabañas etruscas o a los tholos helénicos. La cubierta estará decorada con árboles y quién sabe si con alguna estatua.
 
El peso de la estructura recaía sobre una base cuadrada realizada en mortero, sobre ella descansaba el cilindro de 39 metros de alto por 30 de diámetro que se revistió con pulidas placas de mármol travertino en forma de sillares perfectamente alineados. 
Al interior se accedía por un pasillo que daba a la cámara funeraria de forma circular y techo abovedado construido en ladrillo, se desconoce si en la parte superior había un oculus que permitiera la entrada de luz.
 
By Giovanni Battista Piranesi - Wikisource has a page about this at:Le antichità Romane, t. III, tav. L.Le antichità Romane. Tomo III, tav. L. // Opere di Giovanni Battista Piranesi, Francesco Piranesi e d'altri. Firmin Didot Freres, Paris, 1835-1839. Tomo 3.Scans from www.coe.l.u-tokyo.ac.jp, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=8272461
 
El exterior se completaba con un friso decorado con festones (Guirnaldas de plantas y/o flores) y cabezas de buey (bucranias) que representarían de alguna manera las ofrendas realizadas.
Sin duda algunos elementos decorativos del mausoleo recuerdan la relevancia política y militar de la familia y su impronta en la sociedad romana.
 
En la parte medieval anexa a la que se corresponde la fortaleza, se hizo uso de los restos de los sepulcros que decoraban las proximidades para afianzar la estructura quedando adosados de la manera más caótica posible, aun así es interesante fijarse en las losas con los epitafios, los basamentos semicirculares, las pilonas, columnas, frisos y estatuas que perduraron en el tiempo por su reutilización.
 
By Carole Raddato from FRANKFURT, Germany - Mausoleum of Caecilia Metella, Via AppiaUploaded by Marcus Cyron, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=30152817
 
El sarcófago en el que "presumiblemente" se localizarían los restos de nuestra protagonista, se hallaría en el Palacio Farnese aunque de este dato no se tiene la absoluta seguridad, en la siguiente ilustración podéis contemplar su aspecto original.
 
© The Trustees of the British Museum
 
Debió ser sobrecogedor contemplar la presencia estética de ese monumento cuando salías o te acercabas a Roma, y aunque ahora parezca una leve sombra de lo que fue debemos cerrar los ojos e imaginarla cubierta de hermosos árboles en su cima creando una circunferencia perfecta, así es como se idealiza el que fue el Mausoleo de Augusto y aunque tiernamente más reducido el de Cecilia Metela.
 
By Jean-Pierre Dalbéra from Paris, France - Maquette du mausolée d'Auguste (musée de la civilisation romaine, Rome), CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=24668980
 
Los pájaros hallaron cobijo en sus copas, el viento mecería sus hojas y Cecilia Metela...esperemos hallara la paz...
 
Mireia Gallego 
Febrero 2021
 
 
By Carole Raddato from FRANKFURT, Germany - Mausoleum of Caecilia Metella, Via AppiaUploaded by Marcus Cyron, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=30152817

 

¿Te ha gustado el artículo? Dame tu opinión

Asunto: Mausoleo Cecila Metela Autor: Paqui Fecha: 17.02.2021

Me ha gustado mucho tu artículo. Lo visité hace un par de años pero sin guía, así que me has aclarado el origen de estos restos arqueológicos, además con unas ilustraciones preciosas. Gracias.

Asunto: Re: Mausoleo Cecila Metela Autor: Mireia Blogger Fecha: 17.02.2021

Gracias por leerlo Paqui, me alegro que te haya gustado!

Nuevo comentario

 

Miembro de: