Los barcos de Nemi

CM Knight-Smith

Introducción

En alguno de los artículos que habéis podido leer en el blog he hecho especial énfasis en la opulencia y excentricidad de algunos emperadores romanos. Lo cierto es que gracias en parte a esas peculiaridades nos han quedado restos tan magníficos como la Domus Aurea de Nerón que no deja indiferente a nadie ni por proporciones ni por lujo, ahora bien aunque Nerón fue conocido por su megalomanía y sus gustos exquisitos, alguno de sus predecesores no se quedó corto. Es el caso de otro de los emperadores más odiados de Roma, Calígula. 

En este artículo, querido lector, os hablaré de cómo nuestro joven emperador ideó relajarse tal y como alguien de su estatus merecía y a pesar de lo mucho que se le ha criticado, no sin razón, nadie le puede negar que su imaginación y visión constructiva es difícilmente superable así como que gracias a esa obsesión por el exceso desmedido nos ha dejado auténticas maravillas que te dejan boquiabierto. ¿Preparados?  

 

Localización

La población de Nemi se halla a escasos 30 Km del centro de Roma. Esta preciosa zona de las Colinas Albanas está situada a 520 m sobre el nivel del mar con unas preciosas vistas a la fértil llanura. En el centro de Nemi un enorme lago cubre los restos de un volcán inactivo. 
Esta parte de Italia tan cercana a la urbe ha sido un destino recurrente para grandes mandatarios hasta el punto que se halla a 15 minutos de la residencia papal de Castel Gandolfo, podréis imaginar que su proximidad y sus vistas fue uno de los motivos por los cuales los antiguos sucumbieron a sus bondades entre ellos Julio César y Octavio que todo apunta a que se construyeron un palacete imperial en una de sus orillas. En una de sus riberas había una zona sagrada consagrada a Diana a través de un bosque que daba acceso a un templo del que se preservan algunos restos como su podio, así como otros elementos arquitectónicos que formaban parte de un conjunto de culto como un altar y lo que parecen ser los restos de un Teatro. Diana Nemorensis era una entidad que abarcaba la protección y custodio de aspectos muy diferentes, desde el patronazgo de lo marítimo, de ahí su cercanía al agua, hasta el cuidado de las mujeres embarazadas y la sanación de enfermedades habiéndose localizado en la zona ofrendas votivas que demuestran que su culto fue muy extendido desde el s.V a.C 
Nemi era territorio sagrado desde el lago hasta sus orillas.
 
 
Bien, ahora que ya sabemos qué había en Nemi os hablaré de quién es nuestro protagonista, Cayo "CALÍGULA" (37 d.c. -41 d.C.).
Aquellos que creyeron que Calígula sería un símbolo de responsabilidad y aptitud militar igualando a su padre Germánico, se equivocaron de pies a cabeza no solamente no heredó nada de sus cualidades sino que poseía absolutamente todos los inconvenientes de la familia Claudia y la familia Julia. A la muerte de Tiberio el senado no aprovechó la oportunidad de acabar con el sistema imperial quizás en parte porque la república aún permanecía muy dañada internamente desde la guerra civil con César y también porque el buen hacer económico del dictador y de su adoptivo Augusto había dejado buen sabor de boca en la población. No obstante la elección de Cayo fue con todo, el error más grande que cometieron.

Cayo era hijo de Germánico, cuando era niño acompañó a su padre en algunas de sus expediciones militares lo que le llevó a ser poco menos que la mascota de los legionarios, no solamente jugaban con él sino que le fabricaron unas sandalias militares a tamaño reducido, las llamadas "cáligas" de donde le sobrevino el apodo que llevaría toda su vida. No obstante se crió con su abuela materna Antonia, hija de Antonio "el egipcio" marcando su infancia y sobre todo su absolutismo, debido a que la percepción del poder de su abuela era totalmente autoritario. Ella no creía en el sistema imperial controlado por el senado sino en el sistema de regencia o faraónico como se practicaba en Egipto y en Asia. Si a eso le sumamos los comentarios de Tiberio respecto al odio por el senado, tendremos exactamente el resultado de lo que fue Calígula.

Gobernó bien los seis primeros meses quizás por el miedo a demostrar públicamente su propia personalidad pero pasado ese tiempo empezó a emerger lo que fue en verdad su síntesis personal: una tiranía absoluta. Su gobierno se basó en un apoyo a las legiones y a la plebe pero sus excesos hicieron que en poco más de tres años acabara con el tesoro de Roma gastándoselo en caprichos y lujos. Así pues, Calígula se perfilaba como el hombre más odiado y déspota de la historia del imperio romano hasta el momento, por ello el 24 de Enero del 41 los guardias pretorianos lo asesinaron nombrando a Claudio nuevo emperador.

Efectivamente, Calígula es el artífice de que existan decenas de mitos que sinteticen sus obsesiones y sus excentricidades ahora bien históricamente determinados comentarios sobre su gestión política deberíamos ponerlos en cuarentena pues en ocasiones prevalece el afán de dañar la memoria más que el de ser objetivo.

Lo que sí sabemos es que Calígula ordenó la construcción de dos enormes barcos para convertirlos en residencia y lugar de culto en el lago Nemi. Para qué vivir en la orilla pudiéndolo hacer sobre el agua, supongo que eso es lo que debió pensar nuestro protagonista pues la obra faraónica que dilapidó parte del tesoro romano fue de dimensiones colosales hasta el punto que la longitud de ambas naves no pudo ser igualada hasta el s.XVIII. El desprecio hacia Calígula fue de tal envergadura que tras su muerte todo lo que había construído fue destruído sin importar que fuera caro o único, simplemente prevalecía borrar su memoria más que el valor de sus propiedades por lo que ambas naves fueron hundidas.

By Anonymous - Museo della Scienza e della Tecnologia "Leonardo da Vinci", Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=48729940
 
A lo largo de los siglos, los pescadores de la zona hablaban de que entre las redes de pesca se quedaban atrapados restos de madera, mármoles y bronces por lo que con el tiempo los propietarios de la zona empezaron a interesarse en constatar si esas afirmaciones tenían fundamento. El inconveniente es que a pesar de lo que se pueda pensar, el lago Nemi en algunos tramos alcanza una profundidad de hasta 33 metros. Ahora no sería un escollo pero en el s.XV que es cuando se realizó la primera aproximación sí que constituía un handicap. A lo largo de los siglos posteriores las prospecciones constataron que había restos de madera y de elementos decorativos pero resultaba imposible rescatar las naves sin dañar la estructura.
Llegamos al s.XX y con él la dictadura de Benito Mussolini, como algunos de vosotros sabéis Il Duce era un obsesionado de la antigüedad romana e inició un trabajo de rehabilitación de los edificios antiguos en pro de una propaganda de ensalzamiento de la gloria nacional, aparte de construir la Vía de los Foros Imperiales o de abrir al tráfico y asfaltar la zona del Coliseo procuró que aquellos yacimientos que aún no estaban al descubierto emergieran para crear un orgullo colectivo. El problema residía en que aunque ya se sabía que efectivamente los barcos estaban sumergidos era imposible subirlos sin que se partieran pues uno de ellos tenía la proa y la popa a profundidades diferentes por el desnivel del fondo. Así que si el agua impide que los saquemos, lo que vamos a hacer es drenar el lago, así de simple.
 
 
By Anonymous - Museo della Scienza e della Tecnologia "Leonardo da Vinci", Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=48729941
 
Y efectivamente a través de unas bombas de extracción de agua se drenó en su totalidad depositando los miles de metros cúbicos en los acuíferos subterráneos de un acueducto romano. Por fin se constataba lo que era un secreto a voces, se habían localizado los dos barcos de Calígula en un estado casi perfecto y con ellos llegaron las sorpresas. Es importante destacar que gracias a este descubrimiento la percepción de la capacidad de los astilleros romanos y de su potencial poder naval cambió para los expertos.
 
Al drenar el lago la pátina que los siglos y la acción del agua había dejado en la superficie de la madera y en los bronces protegiéndolos se iba perdiendo por el efecto del aire y el sol, era necesaria por tanto una actuación urgente para mantener los barcos tal y como estaban, desmontándose pieza a pieza y aplicándose decenas de capas de una imprimación que contenía alquitrán y disolventes. Podéis imaginaros el esfuerzo titánico de personal, arqueólogos y conservadores. Las dimensiones de las naves habían dejado perplejos a sus descubridores, ambos barcos tenían entre 70 y 73 metros de eslora y entre 12 y 20 de manga. De entre los restos emergieron mármoles decorativos, las enormes anclas y los revestimientos metálicos. Una vez restaurados, Mussolini ordenó la construcción del museo Naval de Nemi donde colocó ambas naves y algunos de los elementos decorativos mientras que se llevó a Roma una colección de bronces y esculturas.
 
By Pippo-b - Own work (Original text: eigene Arbeit.), CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3753801
By Gelo4 at Italian Wikipedia - Transferred from it.wikipedia to Commons by Xander89 using CommonsHelper., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4656768
 
A la conclusión que se llegó es que uno de los barcos era la residencia naval de Calígula, en ella se podía hallar las dependencias del emperador en un complejo enorme lleno de mármoles, mosaicos y columnas. El segundo barco dispondría de un templo consagrado a Isis, un culto sagrado para él y su familia y muy interrelacionado con Diana. Los cascos de las naves permitieron ubicar el Templo por los refuerzos aplicados para soportar la estructura. 
La decoración de la zona frente al Templo era un jardín con árboles y plantas, estatuas y una zona porticada.
 
Imagen extraída de Tumblr
 
Imagen extraída de Tumblr
 
A pesar de los esfuerzos titánicos en rescatar las naves y en la construcción del Museo Naval romano, un bombardeo contra las tropas alemanas apostadas en la zona acabó por destruir en Junio del 1944 todo lo que contenía el museo, perdiéndose entre los escombros las toneladas de madera de las naves y rescatándose únicamente pequeños fragmentos. Todo quedó en nada, el Museo de Nemi por tanto sólo dispone a día de hoy de unas maquetas que reproducen los barcos de Calígula y unas cuantas piezas que resistieron al fuego.
Los bronces que habían sido trasladados inicialmente a Roma fueron los únicos que la Fortuna ha permitido preservar hasta la actualidad y que permiten hacerse una idea aproximada del lujo extremo y de la ostentación de poder de Calígula. Es precisamente a través de estos pequeños elementos decorativos que podemos contemplar en el Palazzo Massimo donde la idea de magnificencia adquiere la importancia que merece. Cabezas de medusa, barandillas de bronce con efigies femeninas y de Faunos, animales con fauces abiertas y argollas decorativas....a continuación tenéis un ejemplo.
 
By Miguel Hermoso Cuesta - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=32477772
Autor: Amphipolis Creative Commons
By Rabax63 - Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=63837759
 
No voy a negar que me hubiera encantado admirarlos, disfrutar del talento creativo y constructivo romano y de su demostración de grandeza. Supongo que si los contemporáneos de Calígula hundieron sus barcos en el lago para borrar su recuerdo de alguna forma estarán satisfechos de que lo que no pudo destruir el agua lo hiciera el fuego, los barcos malditos de Calígula, los barcos que jamás verán la luz.
 
 
Mireia Gallego 
Noviembre 2020

¿Te ha gustado el artículo?

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

 

Miembro de: