Esclavos y Libertos

TENE ME NE FUGIA ET REVO CA ME AD DOMNUM EVVIVENTIUM IN ARA CALLISTI
Abrázame, no sea que huya, y devuélveme a mi amo Viventius en la finca de Callistus
Tesoros del Museo Británico
 

Introducción

Intentar analizar las sociedades antiguas bajo el prisma actual es un suicidio, no os lo recomiendo en absoluto, entre otras cosas porque en la actualidad disponemos de un bagaje cultural, social y religioso que nos definen tal y como somos y nuestro sentido de la moralidad es dispar dependiendo de la zona en la que vivas, en el estatus social en el que te muevas y en las creencias en que te bases. 

Incluso siendo convivientes de una misma época nuestras formas de pensar serán dispares, a día de hoy continuamos sobresaltándonos con la explotación infantil, con la violencia de género o con el beneficio empresarial a resultas de una mano de obra barata y asfixiada en determinados países subdesarrollados, por lo tanto todo lo que voy a tratar ahora deberá contemplarlo, estimado lector, a vista de pájaro sin intentar emitir un juicio moral, intentando encajar el puzle para entender el contexto y su evolución.

Es importante recordar que la esclavitud fue abolida en el primer mundo no hace tantos años y que las grandes potencias actuales lo son por ese tejido económico confeccionado a base de una explotación en masa. Empecemos...

Tipología

Autor:Historym1468 Creative Commons
 
Desde época monárquica la sociedad romana estaba perfectamente delimitada, no únicamente la romana sino la de todo el continente, al igual que en la helena en la que había una diferenciación clara entre ciudadano-no ciudadano, esas primeras tribus eclécticas establecidas en las colinas romanas ya disponían de unos estatus diferenciales, principalmente una clase aristocrática y bajo ella un tejido de mano de obra que recuerda tibiamente al feudalismo, ahora bien, en estas sociedades guerreras y primitivas que iban ampliándose y creciendo exponencialmente se fue incrementando y de qué forma, la esclavitud como otro segmento social llegando a alcanzar cotas inverosímiles. Qué mejor forma de humillar a tu enemigo que condenando a los vencidos a una vida de trabajos forzados no obstante al ampliar el campo de acción y al expandirse geográficamente se debió regular y establecer unas bases legales.
 
Habían principalmente dos grandes grupos: Los esclavos y los libertos
 

Esclavos

 
El procedimiento por el que eras esclavo se puede clasificar de varias formas:
 
- Esclavo por obligación: Cuando tu pueblo, ciudad o estado es sometido y aun siendo libre en origen te condenan al esclavismo como método de castigo o como delito por no poder pagar una deuda contraída con acreedores.
- Esclavo de nacimiento: Cuando naces de una madre o padre esclavo. Los hijos de un esclavo seguirán siendo esclavos y por tanto propiedad del dómine que adquirieron a tus progenitores, independientemente de lo que pase con tus padres en el futuro, naces en esa condición y estás sometido a su voluntad y órdenes hasta que él lo decida. Este supuesto se aplica incluso en el caso que seas hijo biológico del dómine y una madre esclava pues no se te considerará hijo legítimo, legalmente eres una propiedad sin derecho a portar su nombre ni heredar.
- Esclavo por propia voluntad: Quizás os sacuda moralmente pensar cómo es posible que alguien decida convertirse en esclavo y prescindir de la libertad pero en momentos de empobrecimiento en el que no tienes garantizado ni un lecho ni la comida diaria, algunas personas decidían optar por ser la propiedad de alguien y al menos tener unos mínimos para la supervivencia, incluso aquellos que disponían de habilidades aptas para la lucha de Gladiadores podían optar a ser comprados por un Lanistae.
 
Ocupaciones de los esclavos

Teniendo en cuenta que los prisioneros de guerra pasaban a convertirse en esclavos, las ocupaciones destinadas para cada uno de ellos dependía del propósito, de sus aptitudes, edad, sexo y de su estado físico. 

- Trabajos físicos forzosos: Desde luego estos eran los más desfavorecidos. Trabajar en minas, canteras o en fábricas de producción era el peor destino que la Fortuna pudiera depararte y la esperanza de vida corta, sabemos por ejemplo que algunos esclavos fueron los encargados de hacer girar norias elevadoras de agua accionadas por sus propios pies en salvajes turnos horarios que los condenaba en poco tiempo, la acción de la humedad y el desgaste físico los llevaba a la enfermedad y finalmente a la muerte. Teniendo en cuenta que las cárceles romanas no servían para cumplir una pena propiamente, este era un destino común para muchos condenados.

- Esclavos al servicio de la Administración pública: En esta subcategoría incluiría desde los esclavos que se encargan de la limpieza de las letrinas hasta los que ocultos en la protección de la noche se encargaban de incinerar o enterrar a los moribundos que yacían muertos en las calles o a otros ciudadanos de Roma que no disponían de dinero para un entierro digno. La administración en todos sus ámbitos y magistraturas requerían de los servicios de los esclavos que reforzaban las tareas que nadie quería ejercer, trabajos como el de procurar que el caldarium de las termas siempre estuviera caliente avivando el fuego de las estructuras subterráneas, o el mantenimiento del sistema de alcantarillado.

- Esclavos domésticos: Esta tipología de esclavos estaba pensada para acompañar a lo largo de la vida a los dómines patricios o ciudadanos acaudalados, se adquirían públicamente o se heredaban de padres a hijos y formaban parte de la estructura de la villa. Lógicamente cuanto más dinero más cantidad de esclavos y en ocasiones llegaban a un número que haría palidecer a cualquiera, Plinio el Joven llegó a contar con 500 a su cargo pero los emperadores llegaron a tener 20.000 a su servicio. Era tal la cantidad que algunos se ocupaban exclusivamente de servir el agua, de poner los calcei o de peinar a la dómina en un claro ejemplo de excentricidad y opulencia desmedida. Normalmente cada uno de ellos tenía una tarea destinada, podían ser cocineros, encargarse de la seguridad, de la limpieza, del aseo personal, del mantenimiento de la villa o como acompañantes. A pesar de los maltratos infligidos a algunos de ellos cabe destacar que los lazos de unión entre la familia y los esclavos era en ocasiones de estima profunda, muchos niños crecían junto a los hijos de sus esclavos y se establecían relaciones personales que se alargaban en el tiempo. 

- Esclavos de tareas agrarias: La ciudad de Roma que superó el millón de habitantes precisó de mano de obra barata que le proporcionara el grano y alimento para la subsistencia de la urbs, los esclavos se encargaron de la siembra y recolección de los grandes latifundios de los propietarios romanos, así como del cuidado y aseo de los animales.

- Esclavos docentes: Principalmente helenos, eran los encargados de la educación en diferentes materias de los ciudadanos romanos o de las élites. Acostumbraban a impartir materias como filosofía, retórica, gramática y matemáticas. También existían los pedagogos que se encargaban de acompañar a los niños y a ayudarles con las materias curriculares. Estos eran muy valorados por su cultura y la utilidad de sus conocimientos.

- Esclavos lúdicos: Aurigas y gladiadores entrarían dentro de este grupo, las cantidades que pagaban los lanistas eran proporcionales a su físico, a su habilidad y a su reputación. La gran mayoría tenía una esperanza de vida corta pero contrariamente a lo que muchos piensan los más afamados y caros no se batían siempre a vida o muerte, simulaban heridas con pequeños sacos de sangre que se rompían al contacto para generar expectación en el público. Debemos pensar que la inversión debía ser amortizada, llevarlo a continuas luchas a vida y muerte no compensaría su precio. No todos lo eran pero sí que era un final honorable para determinados legionarios que tras su vuelta a Roma no sabían cómo ganarse la vida.

- Esclavos en los castros militares: Cuando Roma entraba en periodos de guerra, un prolífico grupo de esclavos acompañaba a las legiones en sus viajes, estos eran los encargados de los animales tanto de la caballería como los que servían de aprovisionamiento, en tareas de soporte, avituallamiento, mantenimiento y ojo al dato, como alivio sexual. A pesar de que la homosexualidad era una práctica habitual no estaba bien visto que dos soldados libres mantuvieran relaciones pero no se ponía objeción alguna a que se sometieran a los esclavos. Los altos rangos de la milicia romana lo veían con buenos ojos pues si los legionarios estaban satisfechos los conatos de rebelión se aplacaban,

- Esclavos sexuales: Muchos hombres y mujeres pasaban a engrosar la plantilla de los lupanares (prostíbulos romanos), con ellos se veían cubiertas las necesidades de hombres y mujeres y sus preferencias ocultas según procedencia, tono de piel, físico o especialidad. 

 
La venta de esclavos era común y se hacía públicamente, independientemente de su edad o género, incluyendo a los más pequeños. Se mostraban desnudos con un cartel que indicaba su procedencia, capacidad, estado de salud o edad. 
También se realizaba muestrarios privados para élites acomodadas que no querían mezclarse en el bullicio o que buscaban esclavos más caros y selectos. Una vez eran adquiridos se les colocaba una medalla identificativa con el nombre de su propietario que no podían quitarse. Esa medalla y la túnica dejaban claro a ojos de cualquiera tu condición de esclavo.
 
Copyright Walters Art Museum. Obra: Venta de esclavos en Roma (Jean Leon Gérôme)

El abuso o maltrato físico fue una práctica extendida, al ser una propiedad personal como un jarrón o una mesita de noche el dómine tenía potestad de hacer lo que quisiera con ellos, en ocasiones dormían en el suelo bajo sus pies, casi como un perro o sufrían abusos sexuales reiterados, aun así no estaba bien visto por la sociedad romana el maltrato o asesinato de un esclavo. 

A pesar de que eran menos que nada para la sociedad, su consideración legal no fue la misma siempre, de hecho lo extendido era tener una relación cordial y de estima e incluso se les asignaba en algunos casos pagas que el esclavo podía ahorrar para comprar su libertad en el futuro. Para aquellos casos en que la depravación y el abuso era manifiesta, la ley Petronia prohibía por ejemplo que un amo tirara a su esclavo a las fieras para ser devorado o una ley promulgada durante el reinado de Claudio protegía a los esclavos abandonados y enfermos otorgándoles la libertad. Domiciano y Adriano instauraron fuertes penas a los amos que castraran a sus esclavos y Antonino Pío finalmente clasificó jurídicamente como homicidio y por ende condenable con penas a quién los matara. Aun así sabemos por las cartas de Plinio a Trajano que algún esclavo harto de los maltratos sufridos mató a su dómine en el frío suelo de sus termas privadas. 

No creáis que la situación acabó con la llegada del cristianismo pues la esclavitud continuó perpetuándose por la utilidad pública y social al disponer de mano de obra sometida a la voluntad de unos pocos. Para darnos una idea del trato inhumano de esta clase social sólo Nerón dotó a los esclavos de "alma" pues antes de él eran considerados seres carentes de tal don.

Todas estas medidas preventivas se justifican por la necesidad de regular un segmento de población que era mayoritaria tanto en la urbe como en el campo. Algo que sorprende es que siendo tan numerosos, entre los años 135 a. C y el 70 a.C sólo hubieran tres grandes revueltas denominadas "guerras serviles", y sorprende incluso más teniendo en cuenta que Julio César trajo de las Galias un millón de esclavos que fueron vendidos en subasta pública.

Esa escasez de actos de rebelión de alguna forma sintetiza la consideración que mayoritariamente las relaciones entre esclavos y dómines eran correctas, de la misma forma que los cambios de roles que se daban durante las Saturnalias en las que los amos pasaban a ser esclavos y viceversa en un acto lúdico, muestran relaciones más estrechas de lo que pensamos.

Llegados a este punto ya sabemos cómo vivía un esclavo ahora vamos a ver como se convertía en Liberto.

Libertos

 

Después de una vida consagrada al amo, sea quien fuere, el esclavo podía alcanzar el estatus de liberto y con ello alcanzar la ansiada libertad  pero este hecho no lo convertía ipso facto en ciudadano de pleno derecho, sólo en un hombre libre. La gran diferencia en esta nueva situación es que los hijos del liberto nacidos durante su nueva condición, sí eran hombres libres.

Aun así, el liberto aunque quedaba desligado de las obligaciones de su antiguo dómine siempre estaría unido a su antigua condición pues adoptaba la "L" de liberto en su nombre y lo acompañaba del nombre del que había sido su dueño, dejando claro a cualquiera que en algún momento de su vida fue propiedad de alguien. Un estigma indisoluble.

Los esclavos podían ahorrar a lo largo de su vida y comprar su libertad, en otros casos eran liberados de sus cargos por orden del dómine por motivos muy diferentes y a través de diferentes sistemas administrativos y simbólicos. Este acto que otorga la libertad se denomina "manumissio".

En época Augusta se establecieron normas procedimentales como por ejemplo que el esclavo al menos debía de haber cumplido los 30 años y el dómine tener mínimo 20.

Las manumissio administrativas serían:

- Iundicta: en presencia de magistrados y lictores que daban fe del proceso

- Testamento: La libertad se otorgaba cuando se abría el testamento del dómine y quedaba reflejado en uno de los epígrafes

- Censu: Cuando el esclavo por orden de su amo se incluía en el censo de la ciudad

-In eclesia: En época cristiana ante la figura de un Obispo o representante religioso.

A parte de estas existían las manumissio protocolarias con un aire más íntimo y en una celebración más simbólica, a pesar de que luego debía registrarse tal hecho.

- Inter amicos: Se realiza en presencia de amigos o familiares que actúan como testigos

- Per mensam: Se le deja al esclavo sentarse simbólicamente en la mesa del amo

- Per epistulam: A través de una carta...

Otra posibilidad que pudiera darse era que si el esclavo estaba en lecho de muerte, el dómine acostumbraba a otorgarle la libertad in situ para que al menos dispusiera de un entierro en unas condiciones dignas.

Los sistemas fueron cambiando y adaptándose a las nuevas situaciones políticas, en cualquier caso el Liberto aunque pudiéramos pensar que estaba deseando salir corriendo de donde hubiera ejercido la esclavitud en general era lo contrario.

Los libertos acostumbraban a continuar trabajando para aquellos que habían sido sus propietarios y muchos de ellos engrosaron la plantilla de trabajadores diarios. Desligarse era complejo más si cabe si estabas unido en matrimonio por contubernio a una esclava.

Imagen Creative Commons

El caso es que el liberto tenía varias opciones para comenzar su nueva vida. De hecho muchos de ellos gozaron de un gran estatus económico a pesar de que por más acaudalado que este fuera jamás sería visto con agrado por las élites romanas, pero si tenían habilidades comerciales y si la Fortuna les acompañaba acababan siendo poseedores de grandes patrimonios que hacían palidecer a cualquiera, los clásicos referencian la opulencia desmedida y la excentricidad de algunos para compensar sus humildes orígenes siendo vistos con desdén por patricios que se veían obligados a asistir a sus banquetes y villas.

Los libertos llegaron a ocupar cargos de gran responsabilidad administrativa, bien asistiendo los negocios privados de los emperadores o portando la contabilidad del patrimonio personal y económico de las grandes fortunas. Independientemente de sus orígenes se convirtieron en un tejido social en sí mismo, entrando en los sectores agrarios, administrativos, domésticos y económicos. Sabían que no podían optar a la carrera política pero la tercera generación de su descendencia serían ciudadanos de pleno derecho y con este hecho a priori tan poco relevante los romanos conseguían integrar como propios a la descendencia de un prisionero de guerra bárbaro, evitando que hubiera una resistencia social por opresión, diluían los orígenes en cierta manera, hábiles sin duda.

Conclusión

Si analizamos a vista de pájaro esa sociedad, a pesar de las muchísimas excepciones sobre todo en aspectos concernientes al aspecto laboral y humano, los esclavos y libertos constituyeron la que actualmente sería mano de obra o tercer sector y que sin duda se convirtieron en el motor económico de Roma y sus provincias. La Administración pública era consciente de su importancia y aunque a regañadientes en algunos momentos de su vasta historia debieron establecer mecanismos de compensación y regularización para evitar rebeliones sociales que hubieran acabado ipso facto con la Roma ideada. Fueron el poder real del Imperio y sin ellos es difícil pensar en su crecimiento exponencial, fueron los obreros de grandes proyectos de infraestructura civil, los comerciantes, los administradores, los agricultores y hasta los formadores de las élites. Sorprende que conozcamos a Espartaco, y que las dos primeras guerras serviles se ubicaran en Sicilia no así en el resto. Sufrieron, padecieron y fueron maltratados pero otros alcanzaron el sueño romano, convertirse en hombre libre y hacer sombra al poder.

 

Mireia Gallego 

Enero 2021

¿Te ha gustado el artículo? Dame tu opinión

Asunto: Artìculo sobre esclavos y libertos Autor: Josè Arturo Vàzquez Fecha: 06.03.2021

Cursar oportunamente la materia Derecho Romano, ha despertado mi interès en el tema. Felicitaciones por su claro aporte.

Asunto: Esclavitud Autor: JR Diaz-Estrada Fecha: 22.01.2021

He leido sobre los derechos de los esclavos en la America Inglesa/Espanola, pero nunca habia leido un gran articulo sobre la esclavitud en el Imperio Romano. Un gran articulo. La felicito de corazon.

Asunto: Re: Esclavitud Autor: Mireia Blogger Fecha: 22.01.2021

Muchas gracias por leerlo y por tus aportaciones

Asunto: Artículo sobre esclavos y libertis Autor: Soledad Téllez Fecha: 22.01.2021

Me gustó mucho el artículo.Muy buena introducción al aconsejar no mirar realidades antiguas con el mismo prisma de hoy.
Didáctico , entretenido !!

Asunto: Re: Artículo sobre esclavos y libertis Autor: Mireia blogger Fecha: 22.01.2021

Muchas gracias Soledad por leerlo y por tus comentarios

Nuevo comentario

 

Miembro de: